martes, 14 de octubre de 2008

K@riño a mares

Sentada,
frente al mar,
mis manos se
convierten en olas
y te abrazan amiga
y te saludan,
y se acercan
y se van,
pero se vuelven
a acercar.

Mi voz
se va a tu mp3
y se convierte
en masculina
cantando “la huida”,
y te veo llorar
recordando
sus palabras,
sus abrazos.
y es cierto,
ya no están.

Y sé que no
puedo hacer nada
por calmar tu vacío,
ni alejar la vejez
que sentís nacer
prematura,
por no haber
resuelto esto hoy.

Así que mirate
en este poema,
espejo
de nuestros sueños
y fijate si aun
te refleja,
y si no fuera
así,
no te preocupes,
"Sube al barco, niña.
Ésta es la huida
que te prometí".

6 comentarios:

K@ri.- dijo...

ay ay ay que ganas de llorar, pero me contengo porq hay muchos pares de ojos viendome...
como te quiero, gracias... muchas gracias por estar siempre ahi "al pie del cañon" me hace muy bien esas charlas de divan...
gracias
te quiero
graciassssssssssssssssssss
k@ri.-

Eternamente, Yolanda dijo...

pero que tierno...
me encanto. gracias y besos

Ladrón de Guevara dijo...

Precioso poema, además de expresar claros sentimientos. Que suerte tienen de ser amigas como son.

Un saludo.

My dijo...

me gusta.. me provoca ternura.. dulzura.. entrar aqui y ver ese amor y ese cariño que derramas continuamente hacia k@ri.-

las dos, sois personas transparentes y puras.

se siente ese acortamiento desde lo lejos, y me acerca más a ti, a ella.

te abrazo fuerte.

un beso..

Regina dijo...

Es verdad...provoca una dulzura inexpresable. Gracias por compartirlo.

Un beso

Alatriste dijo...

Un homenaje precioso. No hay nada como una buena amistad. Disfrutad de vuestra huida y que os vaya bonito a las dos, pues sois geniales. Besos.