viernes, 29 de agosto de 2008

Tierras partidas
calando
ese cuerpo,
contenedor
de
océano calmo.
Besa
sus labios
sabiéndolos refugio,
como
continentes vírgenes.
Sus sueños
nadan
hacia
navíos
que
se pierden
por
aquellos
besos
conscientes sin
dedos acusadores
obsecuentes.

5 comentarios:

K@ri.- dijo...

uy cuantas cosas hiciste que recordara con esta nueva poesia... bella como todas...
cada dia mejor sin duda...
me alegra mucho Andi que el taller sea ademas de la mejor terapia, el que despierte en vos eso que tenias guardado y que puedas compartirlo...
me gusto Mucho!
un abrazo y relax...
te quiero
k@ri.-

MARISEL dijo...

Llegue aquí visitando otros blogs y leí un poco de ti ...me gusto mucho lo que escribes, ya vendré con calma, felicidades por esos años cumplidos pero mas por la felicidad que representas.
Besos desde mi México
Marisel

María de Jesús dijo...

Hermosa poesía, como siempre...cuántas cosas bellas imspira el amor!! Siempre es bueno cantarle, alimenta el alma y nos hace soñar y viajar hacia rincones remotos...seguí siempre deleitándonos así!!!!

Alatriste dijo...

Los sueños siempre nadan o vuelan o caminan. Sea como sea, viajan hacia lugares remotos y hay que cazarlos. Para eso están los atrapasueños. Je, je, je.
Un poema muy bonito. Ya ves que encontré el camino de regreso hacia tu blog.
Un beso, amiga y cuídate.

Anacronista dijo...

Precioso...
Así seguimos y así seguiremos...
Perdiéndonos en las formas de lo simple...

Un beso.