domingo, 10 de agosto de 2008

FELIZ DIA DEL NIÑO, CON REFLEXIONES DE NIÑOS


Hablaba ayer con Flor, mi hija de 8 años,

sobre algunos cuentos, y sus finales,

si eran tristes, lindos

imaginables o sorpresivos,

llegamos a Peter Pan,

y le digo casi como de costumbre:

"ese si es un final triste",

ella contesta casi ofendida:

"Por qué? Porque decide quedarse

con su hija y su familia?

Yo haría lo mismo."


Me quedé pensando.....


Y definitivamente, creo que yo también,

y disiento con eso de que los adultos

olvidamos cómo volar,

simplemente creo que hay gente adulta que

no reconoce ni saborea la belleza

del vuelo responsable.
O que simplemente no logra recargar
el alma con sueños nuevos.
De todos modos, nunca me gustaron
las despedidas

7 comentarios:

Poeta Despierto dijo...

Despues de unas semanas en Dublin, vuelvo con ilusion de reencontrarme con las personas a las que se les añora sin haberlas visto nunca.

Abro mi blog y me encuentro con un premio y ademas me percato de que comparto premio con personas que dicen bellezas como sables.

Es la primera vez que me dan un premio por decir lo que uno siente y eso me da respeto y aliento para seguir adelante y no respetar las normas de tráfico en la poesía.

Gracias por todo, otra vez, y ten presente que los finales tristes o felices no se diferencian. Lo necesario es que nunca se tenga final....

1 Abrazo de regreso

K@ri.- dijo...

que linda es!!! y cuanta razon tuvo en la respuesta...
esta bueno y es cierto que nos cuesta mucho a los adultos renovar sueños... yo casi siempre reciclo sueños!
y es una forma de no dejar cosas pendientes.. aunque siempre algo hay!
te mando un beso Andi!
k@ri.-

mosqueteras dijo...

tantos adultos deberiamos aprendrer de los niños,son tan astutos,un saludo

Rachel dijo...

Los niños siempre dicen verdades enormes. No tiene la capacidad de mentir y siempre se llenan de razones aplastantes en sus razonamientos.
Deberíamos aprender mucho de ellos.
Un beso.

damian varea dijo...

Gracias por tu post. Yo también pensé que terminaba triste y ahora, puede que me plantee cambiar de opinión.
Los niños son increibles.
Felicidades por tu espacio

Eva Galve dijo...

La nena de la foto es tu hija?
Demasiados finales inalcanzables nos dejan los dibujos animados...

A mí tampoco me gustan las despedidas...

Un beso

Francisco alvarez dijo...

Gracias por el comentario,yo tambien creo que un beso debería cambiar todo.

Tambien creo en lo de tu hija, y porsupuesto no hay nada peor que las despedidas.