domingo, 23 de noviembre de 2008

HERMANOS

Hermanos…
tengo más de los que sé,
y muchos menos de los reales,
de los de sangre o apellido.

Hermanos,
tengo justos los necesarios,
con los que iba el domingo
al cine Belgrano,
los de las vacaciones
en Mar del Plata,
en una camioneta Fiat
que veo mas pequeña con los años.

Hermanos. . .
los que siempre veían a los reyes
mientras yo dormía.
Los que eran mi parte masculina
en el tango,
o en el dúo Pimpinela,
con una hombría tan grande
como insipiente.

Hermanos…
con los que compartía
hasta las penitencias
o los cassettes de virus
y el grabador.
Los de las caminatas
en la playa,
y la venta de broches.

Hermanos…
los de “sábado taquilla”
en el living de Juan XXII.,
de idas y venidas,
amores y odios,
tableros y reglas T.
De libros recomendados,
robados y dueños enojados.

Hermanos,
tíos de mis hijos
padres de mis sobrinos.
Amigos de pactos de sangre,
hechos sin hacer.
Poseedores secretos
divulgados o cayados.

Hermanos,
tengo más de los que sé,
y muchos menos de los reales,
de los de los de sangre o apellido.

Hermanos…
hermanos, tengo 3.

4 comentarios:

Regina dijo...

Me ha gustado mucho. Es muy dulce.

Feliz fin de domingo.

Un saludo

K@ri.- dijo...

Que lindo arrancar el lunes, mi dormido lunes leyendote!
me gusta este regalo a tus hermanos!
justo ayer comparti todo el dia feliz con mi hermano y su mujer, hermana de mi chico, jajaja domingo con hermanos!
( si si es la tontez q da el sueño!)
besototes
k@ri.-

Andres dijo...

Suele resultar dificil contar hermanos, y no necesariamente porque no alcancen los dedos de las manos. Suele resultar dificil la vida, y no necesariamente porque no sepamos contar, es que a veces resulta que calculamos demasiado.
Suele ser dificil cuando la realidad te sorprende desprevenido y pueden pasar años, tal vez decadas (26 años para ser mas preciso)para sopreponerse y aceptar los regalos de la vida.
Gracias y perdon (por las dudas)
Un honor y una inmensa alegria ser uno de los tres.
Para mi perseverante hermana. Andres

Poli dijo...

Siendo sincera me has emocionado mucho. Nosotros somos 5, aunque uno nos mire, eternamente joven, desde el cuadro en la pared.
Gracias por tantos recuerdos revividos con los tuyos.
Intentaré no leerte en la oficina, no da que mi jefe me vea 'moquear'.
Saludos!