martes, 24 de junio de 2008

SUCEDE QUE AVECES

Aveces vamos como locos tras algún sueño, y al alcanzarlo llegamos tan desefrenadamente que nos pasamos de largo. Sin la capacidad de detenernos a disfrutar, de saborear la sensible dulzura de los logros, de nuestros triunfos. Sencillamente uno busca nuevos objetivos, nuevas etapas, nuevas emociones, dejando dormidos aquellos ya alcanzados.
Pero, ¿ qué sucede cuándo los objetivos se convierten en momentos irrepetibles, y sin embargo uno llega tan desenfrenadamente, tan de prisa, tan desbordado de emociones que no logra discernir lo real de la fantasía. Y cuando ese momento culmina, uno se queda con el amargo sentimiento de que lo que no se disfrutó, no se disfrutará jamas.
Hace unos días viví una de las experiencias mas movilizadoras de mi vida, sin embargo cuando el momento se marchaba sobre una camioneta, me quede solitaria , sentada en las escalinatas de un hotel de lujos reales en el que se ausentaba el príncipe o sobraba una princesa, con los ojos lloviznosos y la sonrisa escarchada por la nostalgia de lo que no había sido jamas sería , que lo que no se había logrado jamás se lograría, y con una capacidad casi nula de almacenar olores, texturas, imágenes, palabras....solamente a la merced de lo recrearían mis memorias.

1 comentario:

Francisco alvarez dijo...

Me alegra mucho que te gusten mis poemas, gracias por pasar por mi blog.
Espero que te vaya bien en ese talles , te digo que para escribir solo tienes que sentirlo mas que saberlo, yo le escribo a lo que me emociona , comienza a escribir a lo que te hace latir el corazon o a la fuerza que llevas para estar dia a dia.
En lo personal la poesia se lleva en el alma, y creo que tu tienes esa sensibilidad , ya que la viste en mis poemas.
buscala en los rincones , en las esquinas , el los periodicos y en las nubes , solo escribe ...lo demas viene solo.

saludos , un beso , wanko